Municipalidad de Ñuñoa

Ñuñoa Atiende

Atención al vecino

Centro de Rescate Canino de Ñuñoa ha entregado en adopción a más de cinco mil perritos

El 4 de octubre de 2009, la Municipalidad de Ñuñoa inauguró el primer Centro de Rescate Canino (CRC) a nivel metropolitano. A doce años de su puesta en marcha, el recinto no solo ha entregado en adopción a un total de 5.572 canes, sino que ha sido un espacio de rehabilitación, hogar, cuidados, amor y, sobre todo, responsabilidad por aquellos perros que no han tenido una vida fácil.

“Algo nos faltaba en esos años. Se habían hecho muchas cosas en beneficio del medio ambiente, buscando siempre una mejor calidad de vida para el ñuñoíno. Abrir e implementar un Centro de Rescate Canino era uno de los anhelos más potentes que teníamos y lo hicimos realidad”, dice el jefe del Departamento de Bienestar Animal, Dr. Christian Agurto.

Al centro llegan perros por los más diversos motivos. Muchos rescatados de la calle, otros que, a pesar de recibir cariño, luego del fallecimiento de sus dueños han quedado completamente a la deriva. Así, el círculo de rescate y adopción se inicia en el momento en que el animal ingresa al centro, es rehabilitado, atendido médicamente en todos los aspectos posibles para darles dignidad y calidad de vida como ser vivo y luego los interesados en llevarse una mascota, pasan un proceso riguroso de conocimiento para posteriormente, convertirse en los nuevos dueños y cuidadores del can.

Hoy, con una población de 60 canes rescatados, más de 30 voluntarios trabajan en virtud de brindar todos los cuidados necesarios de aquellos perros que llegan al recinto municipal: alimentación, juegos, paseos, cariño, conocer la personalidad, y a través de palabras y afecto, intentar reparar el daño emocional y psicológico con los que algunos de ellos llegan.

En el CRC, además, los vecinos de la comuna pueden acceder a servicios para sus mascotas como lo son la implantación del microchip de identificación, la vacuna antirrábica y la posibilidad de esterilizar al animal. Todos los servicios se realizan sin costo y son de exclusivo uso para los ñuñoínas y ñuñoínos, quienes deben presentar su tarjeta vecino u otro documento autorizado para poder acceder al servicio municipal.

De esta manera, en el centro se han realizado más de 10.000 esterilizaciones e implantado más de 14.000 microchip de identificación. La labor diaria que se realiza en el recinto municipal no ha tenido descanso ni en época de cuarentena, pudiendo entregar en adopción a más de 85 canes, los que fueron entregados a diferentes familias ñuñoínas, quienes realizaron un proceso de adopción online y recibiendo a sus nuevos integrantes de sus familias directamente en sus casas.

Lo cierto es que los municipios se han hecho cargo por años de este problema, tanto de salud pública como de educación medio ambiental. Sin embargo, hoy pueden contar con un respaldo un tanto más plausible en cuanto a la fiscalización y límites que deben constituir el real cuidado y respeto por los animales, tanto como ejercer sanciones para quienes incurran actos que falten a la llamada “Ley Cholito” (Ley 21.020).